Recordando la casa de mi madre

En este día tan especial por ser el "Día de las Madres" he sentido una particular nostalgia por la casa que fue de mi madre; me he puesto a ver algunas fotografías y a repasar bellos recuerdos que hicieron de mi infancia una de las épocas mas felices de mi vida.

Teníamos un gran patio trasero y en el había un perro amistoso que solía recibirnos alegre al regresar de la escuela, había muchas macetas con coloridas flores que hacían de aquel solar un espacio maravilloso, ayudar a regarlas era mi tarea y aprendí de mi madre a platicar con ellas.

La casa de mi madre tenía algo especial, no era muy grande pero todo en ella parecía tener un lugar perfecto, las ventanas eran amplias y se dosificaba la entrada de la luz con unas persianas que en aquella época eran toda una novedad, claro que mantenerlas limpias implicaba un trabajo muy laborioso en el que todos debíamos colaborar.

Era fresca y cálida a la vez, pero particularmente recuerdo el delicioso olor a naranja que salía del horno cuando mamá preparaba el pan para la merienda que los seis hermanos compartíamos felices acompañándolo con un sabroso vaso de leche para después ir a dormir.

La casa de mi madre, no era una casa.... La casa de mi madre, era un hogar.

En esta foto mi mamá esta en el jardín de su casa jugando con sus nietos a la gallina ciega.

Diana Reyes
Oportunidades Inmobiliarias
http://opinmobiliarias.blogspot.com



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario, si deja sus datos, en breve nos pondremos en contacto con usted. Los comentarios spam serán eliminados.