Precios Negociables



A la hora de definir el precio de su propiedad es común preguntarse, ¿Estará demasiado alto?, o quizás… ¿Demasiado bajo?

En este blog siempre hemos recomendado contar para esto con la opinión de un especialista, y en caso de no ser posible, investigar por cuenta propia el mercado, establecer nuestros indicadores y de acuerdo a los datos disponibles, obtener un rango de valor, lo cual será muy aproximado a la realidad, ya que después de todo, la oferta y la demanda son indiscutibles.

Al definir un rango de precios podemos pensar en un valor máximo y otro mínimo.

Muchos vendedores, erróneamente desde mi perspectiva, suelen recomendar ubicar el inmueble en un precio alto, incluso más arriba del recomendado por la valoración o tasación, a fin de estar en condiciones de ofrecer un descuento lo suficientemente atractivo para que pudiera ser el gancho de cierre en una operación inmobiliaria.

Esta estrategia, mal manejada, suele crear desconfianza y obstaculizar cualquier negociación, además de colocar de entrada la propiedad fuera del alcance del nicho real de clientes potenciales, quienes se inclinarán a poner mayor atención en las propiedades del rango que están buscando, además, tome en cuenta que por lógica, a mayor precio la cantidad de posibles clientes será menor.

Y aquí hay que tener mucho cuidado con el tiempo que se lleva concretar la comercialización de una propiedad, pues se suele etiquetar como "conflictiva" o "problemática" a una finca que se está demorando demasiado sin cerrar la operación, y es entonces cuando la gente se cuestiona las posibles causas de tal situación, llegando a generar incluso rumores muy negativos.

Yéndonos al extremo contrario, si el precio establecido para la propiedad no está acorde con el mercado, y por querer ganar la venta se ofrece la propiedad por debajo de su valor, primeramente, el propietario perderá en su utilidad económica, y segundo, no tendrá ninguna oportunidad de rectificar, pues cuando se dé cuenta es porque el inmueble… ¡Ya se vendió!

Cuando un bien raíz es prácticamente "Arrebatado" por otra persona, es que estaba muy por debajo del precio de mercado, y generalmente usted lo sabrá cuando lo compraron el mismo o el siguiente día después de que usted o su agente lo anuncio.

Al definir el precio para su propiedad, considere que es importante tener un punto de partida razonable, esto hará posible iniciar una negociación. Como ejemplo de ello, podría visitar la página de propiedades gran canaria, donde encontrará muchas opciones interesantes.

Es natural que, usted como vendedor trate de obtener el mejor precio que pueda por su propiedad, por lo que empezar con un precio alto dentro de un rango justo y acorde al mercado, suele ser conveniente.

El comprador, por su parte, ofrecerá el precio más bajo posible que le permita abrir una negociación.

Y así es como se crea un montón de espacio para negociar - el área gris que se encuentra entre lo más alto y lo más bajo -, y es aquí donde el sentido común va a jugar su papel estelar. Tanto compradores como vendedores pueden cometer el error de no mostrar suficiente flexibilidad y cerrarse la posibilidad de un buen negocio.

El Dr. Albert Lowry decía que esta es la razón por la que hay precios altos y bajos en el sector inmobiliario, y a esta negociación le llama “El arte de aplicar el principio de dar y tomar, en México lo llamamos "Regateo".

Ahora, ¿Cuánto espacio dar para la negociación?...  Tanto como usted y el comprador necesiten para hacer propuestas y contrapropuestas, siempre y cuando exista la posibilidad de llegar a un acuerdo. La Negociación termina cuando una de las partes ya no puede ceder más.


Diana Reyes 

Oportunidades Inmobiliarias 




Prepare sus respuestas


Si tiene intenciones de comercializar un inmueble y ha realizado la tarea de promoción adecuada, seguramente va a recibir muchas llamadas de personas interesadas que buscan ampliar la información y le harán muchas preguntas. Prepárese:

1. Dirección: ¿Dónde está? ¿En qué calle, qué área de la ciudad, etc.? ¿Está en el medio de la cuadra, o en una esquina?, y si, en una esquina, ¿Hay semáforos, es cruce libre, hay topes, etc.?, ¿Hay espacio para estacionamiento fuera o dentro del inmueble? ¿Es un terreno regular, o uno irregular? Es la mayor parte de la propiedad utilizable? ¿La calle, tienen algún atractivo especial para un comprador potencial?

2. Transporte: ¿Está bien situada la propiedad?, ¿Esta relativamente cerca del transporte, pero lo suficientemente lejos, a fin de evitar, por ejemplo, el ruido de ferrocarril, molestias del tráfico, etc.? ¿Hay un acceso relativamente fácil y conveniente a las vías de comunicación?,  ¿La zona es relativamente tranquila o a determinadas horas aumenta el tráfico?, esto suele suceder en lugares donde hay escuelas o niños de una determinada edad.

3. Los servicios: ¿En el área se cuenta con todos los servicios necesarios como son agua, luz, pavimento, drenaje, limpieza, seguridad, médicos, escuelas, mercados, tiendas de autoservicios, etc.?

4. Atractivos de la zona: ¿Qué hay para hacer en el vecindario o en el área? ¿Hay parques y espacios abiertos?, ¿Existen deportivos y lugares recreativos?, ¿Hay teatros, centros de espectáculos, restaurantes, museos, etc.?. ¿Qué hay por ahí?

5. Región y plusvalía: Siempre es atractivo el que existan en una determinada zona factores que incrementen el valor de una propiedad, por ejemplo, ¿Hay plazas comerciales?, ¿Construcciones especiales?, ¿Inversiones en mejoras?, ¿Proyectos interesantes?, ¿Son de naturaleza privada o gubernamental?, por otro lado también ha factores de riesgo que pueden afectar el precio negativamente como la posibilidad de calamidades naturales, o los riesgos sociales; por ejemplo, ¿Hay vandalismo en la zona, o Grafiti?, ¿Existen edificios o terrenos baldíos o abandonados?, ¿Esta propenso a inundaciones o incendios?

5. Religión y Política: ¿Hay iglesias cercanas?, ¿Alguna comunidad religiosa?, siempre es bueno estar enterado para poder informar adecuadamente,  por ejemplo, si fuera el caso de que en la zona se practique un determinado culto de manera generalizada que pudiera llegar a ser molesto, radical o separacionista. Lo mismo sucede con ciertos grupos políticos o agrupaciones sociales, de ser necesario, pudiera ser conveniente hacer algunas referencias. ¿Quiénes son los dirigentes religiosos o políticos de la región?, ¿Los personajes distinguidos?, ¿Existe algún suceso positivo o negativo que valga la pena mencionarse?

6. Características, condiciones y confort: Es importante señalar la vocación de la propiedad, y las características que posee que pudieran hacerla más atractiva para un comprador, ya sea como negocio, como inversión patrimonial o para habitarla. ¿Cuál es el estado general?, ¿Cuáles son las condiciones del mercado en el área? ¿Es una propiedad lista para ocuparse? o, ¿Es una oportunidad que requiere de mejoras para poder aprovecharse?

Todos sabemos que en esto hay ciertas ventajas y desventajas, todo estará en función de lo que busca el cliente, es por ello que es tan importante calificar bien a nuestro prospecto para poder ofrecerle lo que necesita.


Diana Reyes 

Oportunidades Inmobiliarias 




Antes de rentar investigue


Con frecuencia me he encontrado con arrendadores o dueños de inmuebles en renta que se quejan de tener inquilinos problemáticos, ya porque son morosos o incumplidos en el pago de las rentas, porque hacen uso indebido de la propiedad, son descuidados, la dañan, o simplemente porque sus hábitos o costumbres generan desarmonía en la comunidad, llegando incluso a presentar problemas para la recuperación del inmueble.

Inquilinos así son indeseables y representan un perjuicio para el arrendador o propietario, por esta razón quienes rentan una propiedad deben hacer una selección cuidadosa de las personas que contratan y de quienes utilizarán su inmueble ofertado.

Para evitarse daños en su patrimonio, antes de rentar es conveniente dejar muy claro en la redacción del contrato, el uso permitido para la propiedad, si es exclusivo como casa-habitación, negocio, oficinas o comercial, y si está permitido o no, el subarrendamiento, la cesión de uso, o el usufructo.

También sería conveniente, anexar si lo hubiere, el reglamento del condominio, unidad, fraccionamiento, o áreas compartidas; así como señalar con precisión, la penalización a que se hace acreedor el arrendatario, en caso del incumplimiento de las cláusulas del contrato o faltas al reglamento existente.

Es importante, antes de aceptar a un inquilino, hacer una investigación seria, tanto del cliente como del aval o fiador, por lo cual es válido pedir referencias, tanto para conocer su capacidad económica, sí como su historial crediticio y arrendaticio, esto se puede hacer consultando el Buró de Crédito, considerando los ingresos comprobables y no comprobables, y solicitando alguna constancia de sus arrendatarios anteriores.

Por otra parte, es recomendable llevar a cabo una valoración formal del bien que se otorga en garantía, especialmente su estatus legal, así como pedir la identificación plena de los firmantes del contrato, en caso de alguna empresa, se debe demostrar que quien contrata tiene los poderes legales correspondientes para hacerlo.

A veces por el deseo o la necesidad de empezar a recibir la renta de una propiedad, se apresuran las cosas sin tomar en cuenta todos los problemas que se pueden presentar y que quizás podríamos minimizar con solo dedicar el tiempo necesario a realizar una pequeña pero útil investigación.


Diana Reyes
Oportunidades Inmobiliarias
http://opinmobiliarias.blogspot.com






La Navidad y el Nuevo Año


Siempre he pensado que los cambios son buenos, si los vemos como la oportunidad de mejorar o de crecer, por ejemplo: cambiar de trabajo, cambiar de casa, cambiar de look, o, cambiar de año.

Dentro de un proceso de cambio hay varios momentos, y quizás dentro de ellos el más importante es el de la preparación, porque este implica haber tomado la decisión de llevarlo a cabo, y si no es así, definitivamente siempre nos tocará decir cómo vivirlo.

Puede ser de manera organizada, o simplemente dejar que suceda, lo que casi siempre implica sorpresas, a veces positivas, pero también y con mucha frecuencia desagradables, más cuando son efectos negativos que pudieron evitarse.

Ahora que está muy próximo el cambio de año, podríamos pensar que la NAVIDAD es parte de ese momento de preparación que nos va a llevar hacia una mejora en nuestras vidas, nos invita a reflexionar en lo que deseamos y especialmente en lo que podemos hacer por superarnos.

Oportunidades Inmobiliarias está en ese proceso, planteándose nuevas metas de crecimiento, con el objetivo de ofrecer a nuestros lectores MAS y MEJOR información, veraz y útil, que los ayuden en la toma de decisiones que con relación a la comercialización de bienes raíces tengan que realizar en el futuro, nada sería más gratificante para nosotros, que saber que la experiencia compartida ha sido de provecho para quienes son tan amables en seguirnos.

Estimados amigos, les deseamos que esta NAVIDAD sea el inicio de un caminar exitoso y de transformación real en todos los aspectos de su vida, y que el AÑO NUEVO este lleno de realizaciones, metas alcanzadas y grandes satisfacciones.



Diana Reyes
Oportunidades Inmobiliarias
http://opinmobiliarias.blogspot.com