Tips para valorar una propiedad


Si usted es un inversor, antes de comprar una propiedad querrá saber si está adquiriendo una oportunidad, y si ésta tiene la posibilidad de ofrecerle una ganancia atractiva en el momento de la reventa, por ello es conveniente que conozca algunos indicadores que lo orienten en el momento de tomar una decisión.

Cualquier valuador con experiencia contará con parámetros claros en relación al tipo de propiedad de que se trate y de la vocación que pudiera tener mediante la clasificación de su propósito, comercial o residencial, nueva o usada,  casa, departamento, local, o terreno por mencionar algunos ejemplos.

Recuerde que los precios se determinan en gran medida por la oferta y la demanda, sobre esto, usted podría realizar sus propias tablas de comparación reuniendo información sobre las propiedades ofertadas o vendidas en al menos el último año en la zona de su interés. Para conocer esta información puede acudir a los portales o publicaciones de clasificados, a alguna inmobiliaria, a la propia oficina del Registro Público de la Propiedad donde deben existir antecedentes de los cambios de dueño de los bienes raíces, o en la oficina de zonificación.

Independientemente del tipo de construcción de un inmueble, su estado, conservación, antigüedad y acabados, su propósito podría variar dependiendo de las características geográficas o sociales de la ubicación, por ejemplo: una finca pudo estar diseñada como casa habitación, pero la evolución de la zona la ha convertido en un punto excelente para funcionar como negocio, o viceversa, esto sería un factor que modificaría los valores asignados para esta propiedad, porque lo que se estaría comercializando en sí, es la ventaja o desventaja del sitio.

Por lo general, las constructoras o comercializadoras definen sus valores con base en estudios precisos, calculando muy bien sus costos y ganancias, por lo que establecen precios fijos, pero cuando se trata de un particular es muy factible que su valuación no sea definitiva y pueda negociarse. Si el inversionista no está de acuerdo con el precio  que solicita el vendedor, puede ofrecer una cantidad menor, pero es conveniente estar en condiciones de argumentar sus razones.

Por otra parte, si el inversionista descubre el potencial de negocio que puede tener una propiedad, quizás desee presentar una oferta más interesante al propietario o vendedor para lograr su aceptación.



Diana Reyes 

Oportunidades Inmobiliarias 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario, si deja sus datos, en breve nos pondremos en contacto con usted. Los comentarios spam serán eliminados.