Inversionistas de bienes raíces


Hay dos tipos de inversionistas de bienes raíces. Uno es el inversor activo y el otro, el pasivo. Un inversionista activo participa plenamente en la inversión. Él o ella participan directamente desde la compra hasta el punto de venta. Por otro lado, un inversionista pasivo contrata a una empresa o un fideicomiso para que realice la inversión en su nombre. La empresa contratada generalmente también es responsable del mantenimiento de la propiedad y la eventual venta.

Estas empresas mediadoras generalmente reciben una comisión por las operaciones realizadas y en algunos casos un pago por honorarios pactados previamente.

Los Inversionistas de bienes raíces suelen seleccionar diferentes oportunidades de inversión por razones variadas. Hay algunos que se sienten atraídos por los beneficios de apalancamiento y de impuestos, mientras que otros están interesados ​​en las utilidades o ganancias posibles. También hay otros que se sienten atraídos por la apreciación o depreciación.

Hay muchos inversores que han logrado hacer verdaderas fortunas  a través de los bienes raíces. Esta industria tiene muy buenas perspectivas y si se selecciona inteligentemente cada oportunidad, las posibilidades de beneficios pueden ser muy amplias.



Diana Reyes 

Oportunidades Inmobiliarias 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario, si deja sus datos, en breve nos pondremos en contacto con usted. Los comentarios spam serán eliminados.