¿Conviene remodelar para vender?



Para responder a esta pregunta habrá que hacer primero una diferenciación entre lo que es remodelar un inmueble y lo que es realizar acciones o tareas de mantenimiento y conservación.

Si hablamos de remodelación, como su nombre lo indica, es partir de lo que se tiene, modificarlo, cambiarlo o sustituirlo, desde luego con la intención de mejorarlo.

En tanto, los términos de mantenimiento y conservación, nos llevan al concepto de sostener la vida de lo que se tiene, mejorándolo de ser posible, reparándolo si lo requiere, y optimizándolo a fin de garantizar su funcionalidad, y por supuesto que, todo esto con la intención de no menoscabar la percepción de valor de la propiedad.

En mi experiencia, puedo afirmar que un inmueble que no ha tenido un mantenimiento aceptable, con frecuencia se ve muy afectado en el precio por lo que pienso que el mantenimiento correctivo o preventivo siempre debe atenderse.

Ahora sí, cómo podría usted determinar si le conviene o no remodelar un bien raíz para venderlo, la respuesta a este cuestionamiento la encontrará cuando defina lo siguiente:

  • Tiene un presupuesto disponible para éste fin.
  • Cuáles son las mejoras o cambios que estima necesarios o convenientes.
  • Cuánto tiempo podría llevarse su ejecución.
  • Por cada peso invertido cuánto va a ganar.
  • O quizás deba preguntarse… cuánto perderá si no las realiza.

Muchas veces sucede que la presentación de un inmueble es tan mala, aun cuando esté en condiciones funcionales, que hacen suponer que se llevará demasiado tiempo su comercialización, sino es que pudiera convertirse en una tarea casi imposible, y esto puede implicar pérdidas económicas importantes, por lo que se hace indispensable planear alguna inversión.

Por otra parte, también es factible que quien desea vender una propiedad no disponga del recurso económico suficiente a la mano o la liquidez suficiente para efectuar las mejoras o la remodelación que se requiere, y entonces se hace necesario recurrir a algún tipo de financiamiento.

Al hablar de préstamos pudieran existir diversas opciones, como por ejemplo los minicreditos online, pero el lector debe estar consciente de que al echar mano de este tipo de herramientas debe considerar que tienen costos financieros, sin embargo, en muchas ocasiones la oportunidad de la disponibilidad del dinero puede facilitar le ejecución de un buen negocio por lo que vale la pena sopesar objetivamente el costo-beneficio.

Un consejo final, antes de invertir en una costosa remodelación, pida la opinión de un profesional, y tome en cuenta que… Aquel que no oye consejo… Generalmente gasta demasiado.



Diana Reyes
Oportunidades Inmobiliarias
http://opinmobiliarias.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario, si deja sus datos, en breve nos pondremos en contacto con usted. Los comentarios spam serán eliminados.