El depósito o garantía de renta

Cuando se renta una propiedad, es común que el arrendador solicite una cantidad que por lo general es el equivalente a un mes del alquiler como deposito o garantía de renta, esto es  para cubrir los posibles daños que se ocasionen por el mal uso del inmueble, su mobiliario o accesorios, o para cubrir el costo del consumo de servicios que se facturen posteriormente a la entrega del mismo y que sean imputables o con cargo al arrendatario.

Es importante que la entrega de este dinero quede asentada claramente en el contrato, especificando el momento y las condiciones en las que el inquilino podrá recuperar dicha cantidad.

Este mes de depósito o garantía debe ser reintegrado al arrendatario al desocupar el inmueble y entregarlo, o en su caso, después del periodo acordado entre ambas partes para dar tiempo a que lleguen los recibos que acrediten el consumo o no de los servicios instalados como pueden ser teléfono, TV de paga, Gas, Luz, Agua, Internet, por mencionar algunos ejemplos, siempre y cuando la propiedad se encuentre en condiciones aceptables, es decir, tal y cual se recibió al iniciar la ocupación, solo es aceptable el deterioro o desgaste que se hubiera provocado por el uso normal.

Por ello es que es recomendable al recibir la propiedad alquilada, tomar fotografías que puedan servir de referencia del estado en que se recibió, y antes de desocuparla, verificar que todo se encuentre en buenas condiciones, esto asegurará que usted pueda recuperar el dinero que dejo como depósito o garantía en manos de su arrendador o rentero.

Diana Reyes 

Oportunidades Inmobiliarias 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario, si deja sus datos, en breve nos pondremos en contacto con usted. Los comentarios spam serán eliminados.