Los Remates Inmobiliarios


Cuando se habla de remates es fácil pensar que es una estupenda oportunidad, pero cuidado, aunque en estos casos es factible que se obtenga un precio favorable al comprar, también es posible que el trámite se lleve mucho tiempo en desahogarse por completo y esto para usted representará una perdida de tiempo o de utilidades.


En México existen tres tipos de remates:

Los Remates de Particulares.- Estos son los mejores, pero son escasos, se presentan cuando algún propietario requiere de liquidez urgente y para lograrlo vende sus propiedades con un excelente descuento a fin de facilitar una operación rápida, en este caso la propiedad generalmente esta disponible de inmediato y el vendedor suele ser muy flexible en los términos de la negociación.  Los podemos encontrar en publicaciones en línea, tradicionales y lo más común es enterarse por recomendación personal. 

Los Remates Bancarios.-  Las instituciones bancarias suelen poner en remate  los inmuebles de deudores hipotecarios morosos, a un costo inferior de su valor comercial real, por un lado porque la propiedad no es nueva y pudiera tener características de depredación e incluso seguir ocupada, esto sucede cuando después de un proceso judicial el banco ya ha sido adjudicado y recuperó el 100% de los derechos sobre la propiedad en cuestión. Para conocer de estas oportunidades es posible consultar los portales en línea de los Bancos o asistir directamente a sus oficinas y solicitar sus listados de oportunidades.

Los Remates Judiciales.- Parte de las gestiones que un acreedor debe realizar para recuperar un adeudo que  una persona hubiera provocado al incumplir en sus pagos en tiempo y forma, y que haya proporciono como garantía de alguna negociación un inmueble, es realizar un reclamo ante un juez, esto da pie a un proceso legal que generalmente culmina en un remate. Cuando el demandante acreditó su denuncia un Juez ordena vender judicialmente el bien inmueble a través del proceso de subasta publica.

En este tipo de remates es posible obtener interesantes descuentos, y más si el inmueble no se vendió en un primer intento y tiene que pasar por segundas o terceras almonedas, son compras de contado, generalmente los inmuebles se encuentran ocupados y los morosos suelen ampararse y alargar todo lo que pueden el litigio. Son operaciones de riesgo.

Una variante es que cuando una persona inicio una gestión de remate judicial y este ha tardado demasiado tiempo y ya no quiere esperar, puede ceder los derechos para que otra persona culmine el trámite. Es recomendable asesorarse legalmente antes de participar en este tipo de eventos.

Los remates judiciales se publican en los diarios de mayor circulación en forma de edictos y también en el Diario Oficial de la Federación y existen varios portales en línea que ofrecen esta información al mismo tiempo que su asesoría para desarrollar los trámites por un determinado costo.


Diana Reyes
Oportunidades Inmobiliarias
http://opinmobiliarias.blogspot.com

2 comentarios:

  1. Buena opción para comprar barato, pero estoy de acuerdo con Diana, es mejor cuando se trata de particulares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Pisos Valencia, además de que es la opción con menos riesgo. Saludos.

      Eliminar

Gracias por su comentario, si deja sus datos, en breve nos pondremos en contacto con usted. Los comentarios spam serán eliminados.