Si va a comprar, revise las escrituras

Cuando se ha decidido comprar una propiedad, ya sea un terreno, una casa, un departamento o un local comercial, es conveniente realizar algunas investigaciones previas para evitarnos dolores de cabeza al entregar nuestra confianza y dinero en manos de abusadores.

En este sentido, la primer recomendación que puedo hacerles es que revisen las escrituras.

En el mercado inmobiliario podemos encontrarnos con dos tipos de inmuebles: los que se encuentran regulares porque tiene sus escrituras y están inscrito en el Registro Público de la Propiedad y los que no, estos son inmuebles que no cuentan con escrituras ni inscripción, y se encuentran en un estado irregular pero que aún así puede comercializarse.

Cuando una propiedad no cuenta con escrituras, la transacción puede hacerse obteniéndose en la compra los llamados Derechos Posesorios de la Propiedad. Sin embargo, debido a que las situaciones por las que un bien raíz no tiene escrituras pueden ser muy diversas y existe el riesgo de que haya problemas serios, lo recomendable es que se consulte con un despacho especializado o un notario antes de contraer algún compromiso.

Por otra parte, para llevar a cabo una operación regular, se recomienda verificar que la parte vendedora cuente con las escrituras o el título de propiedad correspondiente, el cual debe contener el sello que garantice que la propiedad de que se trata esta registrada en la forma debida (Solicite una copia al vendedor o tome nota de los datos de identificación o localización).

En México, este sello del Registro Público de la Propiedad debe contener un número identificado en las escrituras más recientes como Folio Real, o en las escrituras más antiguas señalando en que libro, sección, hoja, y tomo se encuentra dicha inscripción.

Con estos datos es posible acceder, mediante el pago de los derechos correspondientes, a la información o historial de la propiedad y así conocer quien hizo la primera inscripción y quienes han sido sus dueño a través del tiempo, además de otros datos de interés, constatando que quien nos vende tiene la facultad para hacerlo.

Aquí es conveniente verificar que la propiedad no tenga gravámenes o hipotecas pendientes, además de revisar que las medidas y características registradas en el título coinciden en la realidad con la propiedad sujeta a la negociación, lo que esta escrito es lo que esta comprando.

Diana Reyes
Oportunidades Inmobiliarias

4 comentarios:

  1. Buen consejo, sobre todo en estos tiempos que corren

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado José, siempre es mejor prevenir que lamentar. Gracias por tu visita y comentario.

      Eliminar
  2. Sin duda es un bueno consejo, más en éstos tiempo en los que no intentan dar "gato por liebre" y una vez firmados los documentos pertinentes,llega a una solución es difícil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de llamar la atención la cantidad de personas que desean vender pero no tienen sus papeles en regla y para quien quiere comprar es sumamente molesto los tiempos de espera a que los detalles se resuelvan, por eso es aconsejable que con tiempo se tengan vistos estos detalles. Gracias Casa en Valencia por tu visitay comentario.

      Eliminar

Gracias por su comentario, si deja sus datos, en breve nos pondremos en contacto con usted. Los comentarios spam serán eliminados.