Regateando el precio

La mayoría de las personas que están interesadas en la compra o alquiler de un inmueble  buscan la oportunidad de negociar el precio con el fin de obtener algún descuento o mejores condiciones para la operación, a esto comúnmente se le llama Regateo o Negociación del precio.

Cuando los posibles clientes se han convencido de que la propiedad en cuestión es la que ellos necesitan intentarán realizar una negociación a la baja sobre el precio solicitado, por ello es conveniente definirlo estimando un margen para tal efecto.

No existen reglas determinadas  en este sentido, en cuanto a una operación de venta el porcentaje de descuento pudiera  oscilar entre un 5 o 10 %, factores mayores generarían incertidumbre y dudas en su cliente potencial.

En lo que a rentas se refiere, los factores a tomar en cuenta son muy diversos. Por ejemplo: el tiempo o duración del contrato, las garantías, el uso o desgaste que tendrá la propiedad y las posibles adaptaciones o inversiones que el cliente podría llevar a cabo en beneficio de la propiedad.

Recuerde que quien va a comprar o alquilar una propiedad siempre espera sentir la satisfacción de que realizó una negociación favorable. Prepárese con argumentos serios y contundentes pero no agregue tintes emocionales en el precio o negociación. El comprador o inquilino no pagará estos factores, pues ellos sólo verán el precio  de venta o de renta y desde luego, el efecto que este tendrá en su cartera.



Diana Reyes
Oportunidades Inmobiliarias
http://opinmobiliarias.blogspot.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario, si deja sus datos, en breve nos pondremos en contacto con usted. Los comentarios spam serán eliminados.